banner-cobro-morosos

La consulta de una persona o empresa en un fichero de morosidad es una herramienta muy útil y que cada vez se utiliza más antes de conceder financiación o permitir a particulares, autónomos o empresas contratar ciertos servicios. Es una manera rápida y práctica de minimizar los riesgos económicos a los que se han de enfrentar todo tipo de empresas a la hora de ofrecer financiación de sus productos o, directamente, prestar dinero.

Pero, ¿qué ocurre cuando estamos del otro lado? ¿Y si somos nosotros los que aparecemos en un fichero de morosidad? Ya seas un particular, un autónomo o una empresa, aparecer en un listado de este tipo te limita de manera importante a la hora de acceder a fuentes de financiación y contratar ciertos servicios, pero no solo a través de bancos o entidades financieras, sino incluso hasta aseguradoras o todo tipo de empresas que tengan acceso a dichos ficheros, que son públicos y están al alcance de cualquier persona interesada.

Claves de un fichero de morosidad

Los ficheros de morosidad online son una herramienta de información muy útil a la que cada día acceden miles de particulares, autónomos y empresas para conocer si un cliente potencial está incluido en ellos. No se trata solamente de no poder contratar un crédito o una hipoteca con una entidad bancaria, sino que, al estar incluido en un fichero de morosidad, se cierran otras muchas puertas, desde la contratación de suministros básicos, como luz o agua, hasta la línea de teléfono o internet, pasando por compañías aseguradoras o, incluso, agencias de viajes. Cualquiera que venda un producto u ofrezca un servicio puede saber que corre el riesgo de no cobrar si ve el nombre de su posible cliente incluido en un fichero de morosidad.

autonomo-credito-fichero-de-morosidad

¿Cómo se puede registrar a una persona, autónomo o empresa en un fichero de morosos?

En la actualidad existen varios ficheros de morosos diferentes, que se pueden consultar principalmente online. Es una herramienta valiosa para las empresas, ya que pueden conocer de antemano si un posible cliente o usuario está incluido, con lo que su fiabilidad financiera no va muy allá y es más que probable que no les interese venderle sus productos o prestarle sus servicios.

Si quieres registrar a alguien en un fichero de morosos que cumpla con la legalidad vigente y que esté al alcance, no sólo de grandes compañías, sino de cualquier PYME, autónomo o incluso particular, solo tienes que registrarte en Icired, una startup española que ha creado la primera plataforma de morosidad online a la que puede acceder cualquier persona física o jurídica.

El proceso es rápido y sencillo y resulta muy eficaz tanto como medida disuasoria para hacer que un moroso abone la deuda pendiente ante la posibilidad de ver mermada su reputación financiera, como para las empresas y particulares para conocer si un cliente ya está incluido en dicho fichero y poder actuar en consecuencia.

Para poder incluir a alguien en un fichero de morosidad, es necesario cumplir con una serie de requisitos legales:

  • Que sea el propio acreedor o alguien que actúe en su nombre quien inicie y lleve a cabo el proceso de inclusión de los datos en el listado.
  • Que se justifique la existencia de una deuda vencida y exigible y que el deudor esté debidamente informado de que, en caso de incumplimiento de la deuda, existe la posibilidad de incluir sus datos en un fichero de morosidad.

Si no se cumplen alguna de estas exigencias, el impago no podrá ser incluido en el fichero.

Soy autónomo, ¿cómo me afecta aparecer en un fichero de morosos?

Como autónomo, que tu nombre o el de tu empresa se incluya en un listado de morosidad puede suponer un duro golpe, ya que, si llegan a enterarse tus clientes, (y no es una posibilidad muy remota, pues este tipo de ficheros son públicos y la información es accesible para todo el que, teniendo un interés legítimo, quiera consultarlos), puedes llegar a perder ventas o contrataciones y a no tener opciones para pedir financiación en caso de necesitarla.

Pero las complicaciones pueden ir incluso más allá, ya que son muchas las empresas que acceden a diario a este tipo de ficheros. Bajo esta premisa no solamente estarías teniendo problemas con las empresas del sector financiero, sino también con aseguradoras, empresas de suministros básicos, de telefonía…. Puedes encontrarte en una situación muy perjudicial tanto a nivel personal como empresarial.

Un dato importante es que se puede estar incluido en una lista de morosos durante un máximo de cinco años, en el caso de deudores que sean personas físicas, pero el daño que puede provocar en ese tiempo puede acarrear consecuencias irreparables e irreversibles para el desempeño profesional.

banner-cobro-morosos
autonomo-credito-fichero-de-morosidad

¿Cómo puedo saber si estoy incluido en un fichero de morosidad?

La manera más sencilla es acceder a alguno de los diversos ficheros de morosidad online que existen en la actualidad. El más completo es el fichero de morosidad online de ICIRED, que también ofrece la posibilidad de reclamar todo tipo de impagos. Puede acceder al mismo cualquier persona física o jurídica, por un precio muy asequible y de manera totalmente online.

¿Cómo puedo salir de un fichero de morosidad?

Es cierto que en ocasiones puede producirse algún error que provoque la inclusión equivocada de alguien en un fichero de morosidad, pero el afectado siempre podrá dirigirse tanto al acreedor como al propio fichero para solicitar el acceso y oponerse a la inclusión en el caso de que detecte algún dato incorrecto.

Si ya has pagado la deuda, puedes asegurarte de que todos tus datos se eliminan del fichero de morosidad. Puede que la empresa acreedora te indique que así se hará, pero puedes comprobarlo por ti mismo así como presentar directamente la solicitud de eliminación tus datos del fichero. Normalmente solo es necesario presentar un documento identificativo del deudor (DNI o similar) y algún tipo de documentación que justifique que se ha abonado la deuda.

Si te han incluido en un fichero de morosidad tienes derecho a dirigirte tanto al acreedor como al propio fichero para ejercitar tus derechos de acceso o, en su caso, de oposición, cuando la deuda haya sido erróneamente incluida.

Para evitar que se produzcan este tipo de errores, el acreedor deberá asegurarse de que la deuda cumple los requisitos de ser cierta, vencida y exigible y de que, en caso de que el deudor sea persona física, le ha advertido previamente sobre la posible inclusión en un fichero de morosidad para el caso de incurrir o mantenerse en un impago. Para garantizar este cumplimiento, el fichero ICIRED envía al deudor en nombre del acreedor un requerimiento de pago en el que se incluye tal advertencia. Asimismo, el fichero estará atento al ejercicio de derechos por parte del afectado para darle traslado al acreedor y resolverlos cuanto antes.

En otro caso, si las partes llegan a algún tipo de acuerdo de aplazamiento de pago, podrá el acreedor instar la baja del impago en el fichero y aguardar a confirmar el cumplimiento de los pagos otorgados. Como se aprecia, el fichero de morosidad puede ser esgrimido como herramienta por parte de los acreedores de diversas formas frente a sus deudores, facilitando el cobro y, al mismo tiempo, el conocimiento por parte de terceros interesados de datos de solvencia relevantes para ellos.

Asimismo, si con carácter previo a iniciar un proceso de contratación o solicitar un préstamo o crédito, quieres asegurarte de que no constas en un fichero de morosos, puedes dirigirte a ellos solicitando el acceso y recibirás un informe con todos los datos que, en su caso, haya publicados sobre ti o tu empresa, de tal modo que si te encuentras con alguna deuda incluida de forma inesperada, puedes resolverla mediante el pago con anterioridad a iniciar tu gestión financiera pendiente, para no encontrarte con dificultades después.

Regístrate ahora en ICIRED y consigue tu consulta gratuita. ¡Solo por tiempo limitado!

banner-agaz-cuadrado