banner-cobro-morosos

Los tiempos han cambiado, y por este simple motivo, las empresas también han de hacerlo. Actualmente, muchas de las compañías tradicionales que conocemos, tienen que enfrentarse al proceso de digitalización de sus recursos y procesos. Tanto la transformación digital como la digitalización han dejado de ser una opción, y se ha convertido en una obligación y una necesidad. La llegada de internet ha provocado un sinfín de nuevas posibilidades para las compañías, pero también ha provocado que los procesos de negocio se queden obsoletos, la comunicación con el cliente haya cambiado y los modelos de consumo ya no serán los mismos. 

Son muchas las empresas que hoy en día ya están inmersas en estos procesos, y también muchas las que han surgido gracias a la transformación digital y a la digitalización. Sin embargo, y a pesar de que están a la orden del día, los conceptos no tienen una diferenciación clara y a menudo se confunden. 

¿Qué es transformación digital y qué es digitalización?

La transformación digital es el proceso por el cual se incorporan en las empresas las diferentes novedades tecnológicas aplicando nuevos modelos de gestión y cambiando por completo los procesos actuales haciéndolos más eficientes y mejorando el valor hacia el cliente.

La transformación digital incluye multitud de procesos entre los que podemos destacar:

  1. La comunicación omnicanal: hablamos de comunicación de la empresa hacia el cliente desde diferentes canales, aprovechando las nuevas tecnologías.
  2. La experiencia del usuario: el cliente se encuentra ahora en el centro del engranaje.
  3. La virtualización de los puestos de trabajo: podemos contar con empleados y colaboradores que no tienen que encontrarse físicamente en la empresa, ampliando así las posibilidades de encontrar talento.
  4. La digitalización: adaptar la metodología de trabajo diario al uso de herramientas digitales que permiten al empleado ahorrar tiempo y ser más eficaces y productivos en los procesos de gestión

Como hemos podido observar en la definición anterior, la digitalización es uno de los procesos que se incluyen dentro de la transformación digital. Tanto para liderar el proceso de digitalización, como llevar a cabo la total transformación digital de las empresas, se necesita contar con perfiles que cuenten con una visión global de todas las áreas de la compañía y puedan bajar esta transición a todos los departamentos de la empresa.

La digitalización trae consigo multitud de ventajas y beneficios a las empresas:

  1. Las empresas podrán ofrecer como resultado nuevas metodologías de trabajo.
  2. Se creará una respuesta más rápida ante esta nueva era tecnológica.
  3. Mejorará la optimización de coste-beneficio, al tener a disposición muchas más posibilidades de análisis de datos.
  4. La fidelización al cliente se vuelve una oportunidad ya que con la transformación digital se puede conocer mejor al cliente y se pueden ofrecer estrategias exitosas de atracción, conversión y fidelización de los clientes. 
  5. La operativa se vuelve más sencilla, se trazan líneas más definidas entre los departamentos y estos trabajan con una orientación clara la innovación.

Hoy en día, solo el 38% de las empresas cuenta con una estrategia empresarial digital. Aunque esta cifra aumenta o disminuye en función del sector, lo que muestra es la necesidad de que las empresas se digitalicen, pero también se convierte en una oportunidad de negocio para aquellas que lo hagan primero.

Seis razones por las que tu empresa debe digitalizarse

Todas las empresas, independientemente del área en la que se encuentren, deben empezar la digitalización si no quieren perder cuota de mercado. Las ventajas que pueden obtener son muchas, pero podemos destacar las siguientes:

  1. A digitalizar tu empresa, podrás crear nuevas metodologías de trabajo que acelerarán procesos, tanto a nivel interno como externo. Por ejemplo, si tienes una empresa que vende productos y digitalizas tu catálogo, la entrada y salida de stock será mucho más fácil de controlar. 
  2. La digitalización permite que las empresas sean más productivas, relacionando dicha productividad con el ahorro de tiempo gracias a la automatización de procesos.
  3. Podrás tener una respuesta más rápida en referencia a los cambios que se producen en el mercado.
  4. Utilizar el análisis de datos y el big data para obtener datos predictivos y adelantarte a diferentes situaciones. Uno de los grandes beneficios de la digitalización y del big data es la posibilidades de hacer predicciones, que incluyen también a las ventas, para así conocer estimaciones de ventas en función de tiempos. 
  5. La digitalización te permitirá captar prospectos y potenciales clientes de una forma menos agresiva y más segmentada en función de tus productos y servicios y llegar más fácil basándote en los intereses de tu audiencia. Por ejemplo, puedes hacer campañas en diferentes canales sociales donde se encuentre tu público objetivo y crear diferentes embudos de venta para atraer a los potenciales clientes hacía tus productos.
  6. Los diferentes departamentos de tu empresa podrán trabajar de una manera más cercana, diseminándose las líneas entre los departamentos. Por ejemplo, a través de diferentes programas podrás hacer que tu departamento de marketing y ventas trabaje en función de procesos interconectados que ayuden a tu compañía.

3 retos que debe superar una empresa para la transformación digital

Sin embargo, a pesar de que las empresas deben digitalizarse, para muchas empresas el proceso no será tan sencillo ya que tendrán que enfrentarse a una serie de retos a superar.

 Los empleados tendrán que aprender nuevos procesos.

Este aspecto es claro. No hay digitalización exitosa sin empleados que sepan adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas necesidades de la empresa. En este sentido, impartir cursos e involucrar a los trabajadores en estos procesos será algo clave del éxito de la digitalización. 

Las empresas ya no pueden permitirse una comunicación unidireccional.

Ya lo hemos mencionado antes, la comunicación ha cambiado. Anteriormente, las empresas se podían permitir emitir un mensaje, sin conocer la opinión del cliente. Sin embargo, internet y los medios sociales, han cambiado esta forma de comunicarse. Tener una comunicación digital es esencial para que las empresas puedan escuchar a los clientes y convertir esta conversación en una oportunidad de venta.

 Almacenar en la nube. 

Se acabó el papel. Ahora todo puede guardarse en la nube y conseguir acudir a cualquier archivo de una forma ágil, eficiente y segura. El Cloud Computing se refiere a la posibilidad de guardar todo en la nube y poder acceder a los contenidos desde cualquier lugar del mundo. 

 

Independientemente de los retos, adaptarse a las nuevas tendencias de mercado, no es una opción para las empresas que quieren sobrevivir, por lo que es algo que tendrán que empezar a trabajar desde este momento en el caso de que aún no hubieran empezado. 

Icired, una revolución en la lucha contra los impagos en la Era Digital

Icired, el primer fichero de solvencia negativa online, accesible a cualquier persona física o jurídica, que permite reclamar o consultar cualquier tipo de deuda, exigible por ley, es un ejemplo de adaptación a las necesidades de una sociedad que es ya digital y que demanda, por tanto, soluciones tecnológicas a sus problemas de impagos.

Gracias a su modelo de negocio, basado en la economía colaborativa y en el uso del Big Data, para el análisis de los millones de datos compartidos, Icired es capaz de identificar quién debe dinero en nuestro país para prevenir futuros riesgos de impagos. Además, agiliza y mejora exponencialmente la tasa de recobro de facturas pendientes al ser difundida la información al sistema financiero y empresarial del país a través de su socio INFORMA. Todo ello, gracias al uso de las nuevas tecnologías y su aplicación a hacer más efectiva el cobro de deudas. Más información en iciredimpagados.com

 

 

banner-agaz-cuadrado