CRISIS ECONÓMICA Y SECTOR CONSTRUCCIÓN

0
205
la economía global está en crisis por distintas variables
banner-agaz-cuadrado

La economía global está en crisis por distintas variables

La economía global está en crisis por distintas variables y entre los detonantes de la misma se encuentran, de acuerdo a Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo, la guerra comercial, el Brexit, la desaceleración en China, la pérdida de tracción de la eurozona, resaltando que este contexto se produce en un momento en el que la economía estadounidense tiene escaso margen de endeudamiento, tanto público como privado porque ya están muy apalancados, a lo que también contribuye el hecho de que los tipos de interés están en niveles muy bajos.

Según Draghi, las previsiones económicas se están poniendo peor cada día y apunta que los últimos datos señalan que la debilidad se ampliará al tercer trimestre, por lo que el repunte que se esperaba para el final del año se estaría complicando.

Lo anterior contrasta con lo señalado en el informe trimestral de la economía española suministrado por el Banco de España de junio de 2019,  cuando indica que la actividad del sector de la construcción en varios países se vio favorecida por una meteorología especialmente benigna, manteniéndose en términos interanuales el moderado el moderado ritmo de avance para el conjunto del área.

LA CRISIS EN ESPAÑA

En España esta crisis afecta distintos sectores y uno de ellos es la construcción el cual  actualmente atraviesa dificultades importantes debido a la paralización de la obra pública en España, atribuida a  la ausencia de gobierno y al aumento de los costes en la construcción, sobre todo el aumento del precio de la mano de obra. Los efectos de la crisis económica se han traducido así en un aumento de impagos, retrasos y prórrogas en la liquidación de facturas vencidas, que está afectando a todos los sectores. 

En general, las facturas adeudadas a los contratistas, subcontratistas, proveedores de materiales etc. se pagan con retraso, lo que empeora aún más la morosidad como consecuencia del impago, lo que constituye un indicador sobre el empeoramiento de la situación económica. 

Sin embargo y debido a la crisis por la que atraviesa el sector, los plazos de pago se han aplazado hasta 120 días, incumpliendo de esta forma la Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, que fija en un máximo de 30 días el plazo para el pago en el sector público y de 60 por parte de empresas para los pagos a proveedores.

Aunado a lo anterior, el aumento de los costes de construcción contribuye  también  al empeoramiento de la situación, lo que ocasiona a su vez la migración de cuadrillas de trabajo hacia las obras en las cuales puedan obtener una mejor contraprestación económica, lo que afecta especialmente a las pequeñas y medianas empresas, cuyo funcionamiento depende en gran parte del crédito a corto plazo y con limitantes de liquidez que hacen especialmente complicada su actividad en el contexto económico actual.

En lo que respecta al mercado inmobiliario, el Banco de España en el informe trimestral de la economía española de junio de 2019, señala que la actividad y los precios en el mercado inmobiliario muestran variaciones de acuerdo a la ubicación geográfica, produciéndose los mayores y más dinámicos avances en las grandes ciudades y en áreas costeras. El ritmo de la recuperación del mercado inmobiliario presenta una disparidad regional apreciable, en lo que se refiere tanto a las operaciones de compraventa como a los precios.

ATACANDO LA CRISIS

La Ley 15/2010, de 5 de julio, de modificación de la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, busca adaptarse y modificarse a los cambios que se han producido en el entorno económico, para que sea ampliamente aplicable tanto en el ámbito de las empresas españolas, como en el del sector público. 

Es por ello que con el fin de reducir este efecto negativo de la crisis en dicha Ley se busca suprimir la posibilidad de «pacto entre las partes», por lo que para el sector público el plazo de pago se reduce a un máximo de 30 días, y en lo referente a los plazos de pago entre empresas, se establece un plazo máximo de pago de 60 días por parte de empresas para los pagos a proveedores, no pudiendo dicho plazo ser ampliado por acuerdo entre las partes. Sin Embargo, como se dijo anteriormente, debido a la crisis por la que atraviesa el sector los plazos de pago se han aplazado hasta 120 días, incumpliendo de esta forma la Ley. 

CRISIS EN LA CONSTRUCCION A NIVEL MUNDIAL

Las economías mundiales se ven hoy en día afectadas no sólo por factores estrictamente económicos.  Intervienen en la actualidad distintas variables como los conflictos bélicos, sociales y políticos, que inciden directa o indirectamente en el desarrollo económico de las naciones aunque no se produzcan en su territorio y de ello no escapa el sector de la construcción.  Ejemplo de lo anterior, es la presión ejercida por Estados Unidos sobre Corea del Norte y la guerra comercial con China. 

banner-acceso-ficheros-cuadrado

La amenaza del yihadismo en Gaza.  En Venezuela  la presencia autorizada de Cuba, Rusia, Hezbollah y recientemente la vuelta a las armas por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional, ponen en peligro no sólo la economía, sino la estabilidad política de la región y probablemente del mundo.  El desarrollo de tratados comerciales que permitirían el mejoramiento de la economía para ambos continentes, como el recientemente firmado entre la Unión Europea y el Mercosur, corren peligro de que sean imposibles de implementar.

Así, la ausencia de gobierno en España produce inestabilidad en la economía afectando la industria y el comercio entre otros sectores, y repercute inevitablemente en el sector de la construcción.  Como se dijo anteriormente, la construcción atraviesa actualmente una crisis debido a la paralización de la obra pública atribuida a  la ausencia de gobierno y al aumento de los costes en la construcción, sobre todo el aumento del precio de la mano de obra, lo que se traduce en un aumento de impagos, retrasos y prórrogas en la liquidación de facturas vencidas.

En Argentina por ejemplo, los indicadores de las actividades en el agregado del sector manufacturero como los correspondientes a la construcción en el país, acumularon 14 meses en recesión en el primer caso y diez en el segundo, en comparación con el año anterior.  A ello se sumó una caída de las obras con asfalto del 16,9 por ciento, a tono con el freno de incontables obras públicas. 

En cuanto a México, en los primeros cuatro meses de 2019 el empleo en el sector de la construcción en Ciudad de México cayó un 84.9%, lo que significó la pérdida de aproximadamente 14.900 empleos.  De acuerdo a  la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), tienen gran cantidad de obras paradas, lo que representa  más o menos  7.200 millones de dólares de inversión, lo que no sólo afecta al empleo al quedarse un número bastante importante de personas  paradas, sino que a su vez genera mucha incertidumbre.

Similares situaciones se registran en distintos países lo que  significa que cualquier aumento de la morosidad afectaría directamente las economías de éstos. 

COMBATIENDO LA CRISIS EN EL SECTOR CONSTRUCCIÓN CON ICIRED

Con el objeto de paliar la crisis en el sector construcción, el cual pasa por dificultades importantes debido a la paralización de la obra pública en España y a fin de reducir y atacar los impagos, los contratistas, sub contratistas, proveedores y demás integrantes del gremio cuentan ahora con ICIRED para combatir a toda costa los impagos, retrasos y prórrogas en la liquidación de facturas vencidas, que está afectando a todos los sectores.

Al ser ICIRED una plataforma que permite intercambiar información sobre impagos comerciales tanto de personas jurídicas como de personas físicas, se constituye en una herramienta fundamental para el sector construcción, ya que recoge las publicaciones de los impagos de sus usuarios y permite que cualquier tercero pueda consultar dicha información, facilitando así la prevención de la morosidad al recoger y suministrar información de gran relevancia para conocer la solvencia de personas físicas y jurídicas.

Además, esta plataforma favorece el recobro de los impagos al ejercer presión sobre los deudores,  que hasta ahora se encontraban en el anonimato merced a las dilaciones en el tiempo de los procesos judiciales para las reclamaciones de impagados y la tremenda opacidad dentro del sector para poder acceder a las listas de morosos.

Es importante destacar que ICIRED cumple con la normativa relativa a la protección de datos, como lo es la Ley de Protección de Datos y garantía de los derechos digitales 3/2018 y  su Reglamento.

Efectivamente, es un hecho que una vez incluido un moroso en esta plataforma, la misma funcionará como un sistema de información central de riesgo, lo que afectará negativamente su  historial crediticio, ya que tanto los bancos como las entidades financieras al tener acceso a dicha información, podrán de acuerdo a la evaluación del riesgo negarle préstamos o créditos.

banner-agaz-cuadrado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.