Juicio cambiario: todo lo que tienes que saber

0
7139
Juicio cambiario: todo lo que tienes que saber
banner-cobro-morosos

La lista de morosos de ICIRED permite a cualquier usuario reclamar una deuda de manera eficaz, contando con unos profesionales especializados en la reclamación de impagos. Asimismo, la publicación de la deuda en ICIRED es perfectamente compatible con el uso por el acreedor de la vía judicial, iniciando el procedimiento judicial que corresponda, incluido  el juicio cambiario por pagaré, cheque o letra de cambio .

¿Qué es un juicio cambiario?

El juicio cambiario es un proceso judicial que establece la Ley de Enjuiciamiento Civil. Concretamente en sus artículos del 819 al 827. Pero a diferencia del proceso monitorio, con éste sólo se pueden reclamar deudas que deriven de letras de cambio, cheques y pagarés bancarios.

¿Cómo es el procedimiento de los juicios cambiarios?

Para que la demanda sea efectiva, se debe presentar por un abogado y un procurador, y estar acompañada siempre por un documento original: Letra de cambio, cheque o pagaré que reunan los requisitos previstos por la Ley Cambiaria y del Cheque.

Por tanto, está vetado el juicio cambiario para aquellos títulos que tengan algún defecto que le impida ser “apto” para la interposición de una demanda de juicio cambiario.

Este procedimiento se seguirá en el Juzgado de la localidad en la que resida el deudor.

Una vez presentado el título cambiario, el Tribunal se encargará de la corrección formal de éste. Y si así lo encuentra conforme, adoptará las medidas oportunas que se indican en el artículo 821. De la misma manera, si no se cumplen los requisitos formales, también por medio de Auto se denegará la adopción de dichas medidas e inadmitirá la demanda de juicio cambiario.

¿Cómo oponerse a la demanda de un juicio cambiario?

Después de este primer control judicial, el segundo se guía por el artículo 824 de la LEC, el de la oposición cambiaria. En la oposición, que se hará en forma de demanda, el deudor que recibe una demanda de juicio cambiario podrá oponer los motivos de oposición previstos en el artículo 67 de la Ley Cambiaria.

El deudor cambiario puede oponer al tenedor de la letra las excepciones basadas en sus relaciones personales con él. Así como las excepciones personales que él tenga frente a los tenedores anteriores si al adquirir la letra el tenedor procedió a sabiendas en perjuicio del deudor.

El demandado cambiario podrá oponer, además:

– La inexistencia o falta de validez de su propia declaración cambiaria, incluida la falsedad de la firma.

– La falta de legitimación del tenedor o de las formalidades necesarias de la letra de cambio, conforme a lo dispuesto en esta Ley.

-La extinción del crédito cambiario cuyo cumplimiento se exige al demandado.

banner-cobro-morosos

Precepto este aplicable también al pagaré (artículo 96 de la LCyCH) y cheque (artículo 153 de la LC y Ch).

El deudor puede alegar la falta de formalidad de la demanda de letra de cambio, cheque o la demanda de pagaré para ser considerado como título cambiario. y, en consecuencia, la de poder reclamar dicho título en base al juicio cambiario.

En caso de que prospere la oposición, se dictará una sentencia estimando la misma y se sobreseerá el procedimiento de juicio cambiario.

¿Qué hacer ante una demanda de juicio cambiario?

Cuando el juez comprueba el efecto bancario, el deudor deberá pagar en un plazo de diez días.

Además, de forma preventiva se ordena el embargo de bienes del deudor por la cantidad de la deuda más los intereses, gastos y costas. Por si se produce el caso de que el deudor no pague la deuda.

El deudor tendrá tres opciones tras ser notificado:

Pagar lo que debe: Si el el deudor atiende el pago se levantará el embargo. Pero al pagar en tiempo y forma se le cobrarán los intereses generados por la deuda y las costas judiciales que se han originado con la reclamación.

Oponerse al juicio cambiario: En esta segunda posibilidad normalmente se mantendrá el embargo preventivo de los bienes, salvo que el deudor se persone en el procedimiento, dentro de los cinco días siguientes a aquel en que se le requirió de pago, y niegue categóricamente la autenticidad de su firma o alegue falta de representación. El juez podrá acordar el alzamiento del embargo, aunque puede exigir caución o garantía de que en caso de que finalmente se demuestre la autenticidad de la firma se va a proceder al pago.

No presentarse al procedimiento: Se despachará el embargo por la cantidad adeudada, los intereses generados y las costas, terminando así el procedimiento si se satisface la deuda. En caso de que los bienes localizados no sean suficientes para el pago total, se podrá ir lanzando averiguaciones patrimoniales cada cierto tiempo con el objeto de ir embargando nuevos bienes adquiridos, nóminas, pensiones o cualquier otro ingreso hasta el pago total de lo que se deba.

banner-cobro-morosos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.