banner-cobro-morosos

Decir que estamos viviendo una crisis que trasciende lo sanitario quizás resulte una obviedad. Quizás, sea el momento de centrarse en la parte económica, reducir la morosidad y métodos de gestión de impagos. Tras meses hablando por todas partes de la crisis sanitaria provocada por la COVID, un aspecto en el que muchos se han centrado desde que estalló la pandemia, ha sido la salud, con lo que la cuestión económica ha quedado relegada a un segundo plano, aunque sumamente importante.

También, hemos visto como algunos de los sectores más afectados por las restricciones y limitaciones derivadas de la crisis sanitaria clamaban en contra de las mismas y a favor de eliminarlas, precisamente por la situación económica. Y es que, por desgracia, no pocas familias se han visto abocadas a tener que solicitar ayudas públicas o a Organizaciones No Gubernamentales para poder subsistir.

La crisis se ha cebado especialmente con ciertos sectores, como la hostelería y el turismo, unos de los pilares de la economía española. Y es que en un país en el que se depende tanto del turismo, el cierre de fronteras y las propias limitaciones internas supusieron un duro golpe para decenas de miles de empresas y trabajadores, tanto de estos sectores como de otros.

Situación derivada de la crisis sanitaria

Allá por marzo de 2020, se empezó a prever el cataclismo económico que se nos venía encima. Tras la declaración del Estado de Alarma, miles de negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas de manera indefinida, ya que nadie podía estimar cuándo se podría volver a esa ansiada “normalidad” que estamos empezando a recuperar más de año y medio después.

Se vieron peligrar decenas de miles de empleos y, pese a la gran cantidad de ayudas y subvenciones tanto para autónomos como empresas, como la figura de los ERTE, muchas personas se encontraron de repente sin poder trabajar ni tener acceso a ingresos recurrentes. Y lo mismo a muchas empresas de todos los sectores y niveles. Esta es una de las principales causas de que se hayan disparado las cifras de morosidad que se han dado no solo en España, sino prácticamente en todos los confines del mundo, haciendo que la gestión de impagos sea una prioridad.

Facturas impagadas

El incremento del paro y la reducción de ingresos en los múltiples casos de ERTES ha provocado una crisis económica que, unida a la sanitaria, ha planteado un escenario sin precedentes en todo el mundo.

Como decíamos, muchas familias se han visto pasando situaciones verdaderamente angustiosas y teniendo que dejar de pagar alguna factura. Se estima que alrededor del 25% de los españoles no ha podido pagar a tiempo alguna de sus facturas durante este último año, cifra sumamente preocupante por todo lo que implica.

La morosidad es una lacra para muchas empresas y autónomos, ya que les impide tener la liquidez que necesitan para seguir operando con normalidad y, en muchos casos, también les puede ocasionar el tener que dejar a su vez de pagar alguna factura, entrando en un bucle de impagos que puede tener consecuencias nefastas por lo que deben actuar para reducir la morosidad y hacer uso de métodos de gestión de impagos.

En el Informe de Estabilidad Financiera de la primavera 2021, publicado por el Banco de España, podemos ver en detalle los diferentes escenarios de los riegos y vulnerabilidad para la estabilidad del sistema financiero español, tanto a nivel macroeconómico como por sectores.

¿Se puede evitar el impago de facturas?

Existen diversos métodos de gestión de impagos, aunque es cierto que no hay una manera 100% fiable de evitar que te dejen de abonar una factura. No obstante, sí que existen métodos que pueden ayudarnos a detectar y prever en la medida de lo posible trabajar o colaborar con particulares o empresas de las que ya se sabe que son malos pagadores y, de este modo, reducir la morosidad.

Es el caso de los ficheros de morosidad, como el de ICIRED: el primer fichero online de morosos, abierto y accesible para todo el mundo. Siempre cumpliendo con la legalidad vigente, desde ICIRED hacemos posible que nuestros usuarios puedan intercambiar información sobre la morosidad tanto de particulares como de empresas para poder reducir y solucionar sus problemas de impagos.

banner-cobro-morosos

Por mucho menos dinero del que te imaginas (desde tan solo 29,90 €) y, sobre todo, con un gran ahorro de costes, quebraderos de cabeza y malos ratos por tu parte, en ICIRED nos encargamos de todo para que tú solo tengas que preocuparte de gestionar tu negocio, que no es poco.

métodos de gestión de impagos

¿Qué hacer ante el impago de las facturas?

Ya seas autónomo, una PYME o una gran empresa, encontrarse con facturas impagadas o pagadas fuera de plazo es un problema al que hay que enfrentarse con demasiada frecuencia y se deben instaurar métodos de gestión de impagos. Las demoras en los pagos, no solo provocan las correspondientes pérdidas económicas, sino también tiempo y energía. Si una empresa pequeña no cobra sus facturas a tiempo y la situación no es precisamente muy boyante, quizás también se vea obligada a demorar sus pagos o, incluso, a cancelar alguno, lo que puede provocar una caída de dominó con consecuencias colaterales de gran envergadura.

Las grandes empresas suelen contar con un departamento especializado en impagos o reclamaciones de deuda, ya que para ellos es más frecuente dado su volumen de negocio. Pero, ¿qué puedes hacer si tu empresa no lo tiene o si no puedes permitirte contratar a alguien que lo haga?

Pasos para reclamar una factura impagada

Cuando las facturas impagadas se empiezan a acumular, los nervios también empiezan a hacer acto de presencia. Si no cuentas con un departamento encargado de reclamaciones de impagos, no pierdas tu valioso tiempo ni sufras el desgaste que conlleva y contrata los servicios de profesionales que te guíen, asesoren y ayuden durante todo el proceso, como ICIRED para reducir la morosidad.

Para poder comenzar, lo primero es registrarte en nuestro sitio web (puedes acceder directamente a www.iciredimpagados.com), un proceso rápido y sencillo que no te llevará más de un par de minutos, y ya puedes empezar a solicitar la reclamación de una deuda que tengas pendiente de cobrar. ¡Es muy fácil!

Para poder iniciar lo que es el proceso de reclamación en sí, es necesario aportar una serie de datos personales, así como toda la documentación que tengas relativa a cómo se contrajo la deuda. Cuantos más datos, mejor se podrá argumentar el impago. Se pueden aportar tanto la/s factura/s como correos electrónicos, presupuestos o cualquier otra documentación que se valore como relevante para que se pueda empezar a tramitar el caso.

Antes de iniciar el curso de la reclamación de un impago, el Departamento Jurídico de ICIRED analiza y verifica que toda la información y documentación que se haya aportado sea aparentemente correcta y coherente, para comprobar que se ajusta a la normativa legal vigente. En ICIRED siempre actuamos según el marco normativo.

Una vez que se ha comprobado que se trata de una reclamación legítima y que la documentación proporcionada es correcta, se le envía un escrito legal al moroso, ya sea mediante un burofax, una carta certificada, o un acta notarial (a elección del usuario) para exigirle que abone la cantidad adeudada, a la vez que se le advierte que, en caso de no hacerlo, se le incluirá en el fichero de morosos ICIRED, una medida de presión legal y muy eficaz a la hora de recuperar el dinero, ya que muchas personas se deciden a pagar para evitar que su prestigio financiero pueda verse perjudicado y perder acceso a todo tipo de financiación e, incluso, de contratación de servicios.

¡Regístrate ahora y consigue tu consulta gratuita. ¡Solo por tiempo limitado!

banner-agaz-cuadrado