¿Qué medidas tomar por el acoso telefónico de deudas?

0
1136
medidas tomar por el acoso telefónico de deudas
banner-cobro-morosos

Algunas financieras y empresas de recobro de dudosa procedencia, funcionan a base de métodos poco ortodoxos para reclamar una deuda e intentar conseguir que el deudor la pague cuanto antes. Y muchas veces pidiendo cantidades mayores a lo que les corresponde. El problema surge cuando estos métodos, además de ser molestos, son considerados ilegales por el Código Penal. Y precisamente este es el caso del acoso telefónico por deudas y de las amenazas.

El papel de las empresas de recobro

La lentitud de los procesos judiciales en España, lleva cada vez mas a financieras y empresas a contratar compañías privadas de cobro de morosos para que se ocupen de la recuperación extrajudicial de deudas.

Estas empresas tienen la función de reclamar deudas de manera extrajudicial. Y es aquí cuando encontramos los dos tipos de empresas de recobros. Unas que como ICIRED se ciñen a la ley para prevenir la morosidad y lograr el recobro de impagos, mediante la inclusión del deudor en su fichero de morosidad; mandando cartas, burofaxes, email, llamadas o concertando citas de manera legal y sin llegar al acoso y las amenazas. Y otras que utilizan métodos como el acoso, la reiteración exagerada en las llamadas, las amenazas, las llamadas o contactos a familiares o compañeros de trabajo.

El acoso telefónico de deudas es ilegal

La cuestión está en que en los estados de Derecho, tan sólo los jueces pueden ejecutar lo juzgado en sentencia. Así como adoptar ellos las medidas coercitivas para obligar al moroso a pagar. Así que el acoso a los morosos por los cobradores de deudas está estrictamente prohibido y tipificado como delito en las leyes penales.

No obstante, en España existe un vacío legal entorno a estos temas que provoca que algunas empresas se aprovechen de los deudores con prácticas de cobro ilícitas.

Con la Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo que modifica el Código Penal, se introduce el delito de acoso. Y aunque este tipo penal no lo prevea de forma expresa, los tribunales están aplicando el nuevo artículo 172 para calificar como delito el acoso a los morosos.

Ojo con las amenazas falsas de las empresas de recobros

Muchas veces, por mero desconocimiento y por el miedo a amenazadas sin fundamento, los deudores llegan a pagar a las empresas ilegales de recobro la cantidad que se les reclama. Pero sin comprobar antes si esta cantidad se corresponde o no con la realidad.

Una de las amenazas es la de ir a la cárcel por no pagar la deuda. Hay que dejar claro que nadie va a ir a la cárcel por el impago de una deuda. Ya que se trata de una reclamación civil y no penal. Por lo que la única condena posible es la de pagar la deuda, pero no la de ir a prisión.

De la misma forma, una amenaza recurrente es la de decir que la policía va a ir en busca del deudor. Esto, como decíamos es improbable al tratarse de un tema civil y no penal. La policía nunca irá a tu vivienda a exigir el cobro de una deuda.

La amenaza del embargo es otra de las más repetidas. Sin embargo, para que se produzca un embargo es necesario que se de un proceso judicial de reclamación con una demanda civil.

Con esta demanda, el Juzgado mandará una copia a tu domicilio con un plazo para contestar por medio de un abogado. Y luego se tiene que celebrar un juicio y una sentencia condenatoria.

E incluso si la sentencia es favorable para el banco o financiera, existe un periodo de pago antes de iniciar un embargo. Por lo que en ningún caso un embargo puede darse de la noche a la mañana en cuestión de horas o días.

Grabar las conversaciones y denunciar por acoso telefónico reiterado

En caso de que un deudor o presunto deudor sufra acoso continuo de llamadas, amenazas y coacciones, puede encontrarse ante un delito. Por lo que desde ICIRED, denunciamos este tipo de prácticas por las empresas de recobros y aconsejamos presentar una denuncia en el Juzgado de guardia, aportando el mayor número de pruebas posibles. Por ejemplo, pueden ser de gran utilidad las grabaciones de las llamadas para acreditar el acoso continuo y las amenazas. De esta manera, la empresa de recobro no tendrá más remedio de cesar con las llamadas y, si les conviene, acudir a la vía legal de la demanda judicial civil.

banner-cobro-morosos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.