banner-cobro-morosos

Desde hace una semana, con la alerta por el CO-VID 19, el mercado laboral español se está enfrentado a una nueva realidad: el teletrabajo. Aunque esta opción laboral lleva años buscando su hueco en pro de la conciliación de la vida familiar y empresarial, la realidad es que su implantación va mucho más lenta que en otros países.

A pesar de que un 69% de los trabajadores del país elegirían trabajar desde casa, son pocas las empresas que cuentan con una preparación adecuada para ofrecer esta forma de trabajo. Aunque ahora mismo podemos hablar en pasado, porque en esta última semana, una gran parte de las empresas españolas han tenido que acelerar el proceso de aprendizaje y la adaptación de su metodología de trabajo al entorno digital y al cloud computing. 

Entre muchas de las cosas que ha traído el coronavirus, una de ellas es el mayor test que se ha producido en las empresas para hacer real la posibilidad del teletrabajo. Tanto pequeñas como grandes empresas se están adaptando a esta situación. Muestra de ello es que antes de la alerta sanitaria, empresas como Vodafone copaban titulares de periódicos anunciando diferentes test de trabajadores teletrabajando para comprobar si su sistema de trabajo soportaba a tantos empleados conectándose virtualmente a los equipos de la compañía.

Situación actual del teletrabajo en España

Actualmente hay contabilizadas en España más de 1,4 millones de personas que trabajan a distancia, aunque sea de forma ocasional, según datos del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo.

La cifra en el país ha ido aumentando y disminuyendo en función de la crisis y la recuperación económica, y aunque mantiene un crecimiento ligero, son varios los factores que influyen en la situación: 

  1. Por un lado, el teletrabajo se convirtió en una opción de ahorro de costes en un momento de crisis en el que cada euro contaba y en el que muchas empresas desaparecieron. 
  2. Como segundo aspecto, el auge de las nuevas tecnologías y de internet ha provocado que  la creación de ecommerce y negocios digitales, sea cada vez una opción más valorada. 
  3. Por último, la situación económica actual y la necesidad de crear un sistema de concilación real, ha provocado que muchos padres opten por el teletrabajo para poder conciliar su vida personal y profesional.

Ventajas del teletrabajo para las empresas y los empleados

El teletrabajo tiene una serie de ventajas, tanto para empleados como para empresas, que te contamos a continuación.

Ahorro de costes

Uno de los principales aspectos de teletrabajar es el ahorro de costes que puede suponer tanto para el empleado como para la empresa, si es ésta la que lo asume. Al no tener que desplazarse,el trabajador puede ahorrar en medios de transporte. 

En cuanto al ahorro de costes, desde el punto de vista empresarial, los costes de infraestructuras se ven reducidos. Facturas como la de la luz, el agua, el gas… se verán reducidos considerablemente. 

Ahorro de tiempos

Del mismo modo que se puede ahorrar en costes, el ahorro de tiempo es un factor muy destacado. Si el trabajador vive en una gran ciudad, como puede ser Madrid o Barcelona, el tiempo de desplazamiento al trabajo puede suponer incluso tres horas de desplazamiento. 

Mayor productividad

Este aspecto es igual de beneficioso tanto para el empleado, que trabaja mejor optimizando el tiempo, como del empleador, al que claramente le repercute esta situación. Este aspecto está relacionado directamente al estado de ánimo del empleado, que aumenta al sentirse a gusto teletrabajando y repercutiendo directamente en la capacidad de trabajar.

Mayor retención de talento

Poder brindar a los trabajadores opciones para compaginar su vida laboral y personal se está convirtiendo en un reclamo para las generaciones que vienen, a los que conocemos como millennials. Estos estudian los valores de marca que brinda la empresa y, si se sienten identificados con ellos, se involucraran más con la organización. 

Mayor autonomía para el trabajador

De esta manera, el trabajador podrá decidir como acomoda su vida laboral y personal y decidirá a que hora y de qué forma trabajar para poder compaginar todo. Esta opción es más viable en el caso de que se trabaje con proyectos y tiempos de entrega.

Sea como sea, este ensayo general que estamos viviendo estos días marcará un antes y un después en el panorama del teletrabajo. 

banner-cobro-morosos

Consejos para teletrabajar de forma eficaz

Para ayudar a los usuarios que se enfrenta a esta nueva situación, desde ICIRED queremos darte una serie de consejos para adaptarte rápidamente.

Cuando una persona empieza a teletrabajar, es muy probable que tenga que adaptarse hasta que pueda crear una serie de hábitos saludables y productivos que permita realmente aprovechar el tiempo. 

Ten en cuenta estos consejos para adaptarte lo más rápido posible:

Mantén tus hábitos diarios y prepárate para trabajar como si tuvieras que salir de casa

Si habitualmente te duchas antes de salir de casa para ir a trabajar, continúa haciéndolo. Son muchas las personas que teletrabajan que pecan de quedarse en pijama, e incluso de pasar de la cama al escritorio y empezar a trabajar. Mantener los mismos hábitos y vestirte para trabajar como si fueras a salir de casa te ayudará  a centrarte mejor en el trabajo. 

Separa los espacios

Busca un espacio que te permita trabajar tranquilo y concentrarte: lo sentimos, pero sentarte en sofá para trabajar con el portátil no es productivo. Intenta encontrar un espacio tranquilo, lejos de ruidos y distracciones donde puedas trabajar tranquilamente. Sería recomendable que fuera un espacio diferente al que sueles pasar tu tiempo de ocio, para que así el siguiente punto sea más fácil de cumplir. 

Márcate un horario

Es muy común que si trabajas desde casa, te cueste poner un punto y final al momento de trabajar y empezar a disfrutar de tu tiempo libre. Por ello, es muy recomendable que te marques un horario y lo intentes seguir al máximo posible. 

Planifica tus descansos y pausas

Toma descansos de 10 minutos cada cierto tiempo: debes marcarte descansos para poder desconectar, caminar un rato, beber un poco de agua y continuar. Normalmente cuando se trabaja en una oficina, se suele levantarse a por café, ir a la cafetería, salir a tomar el aire, ir a una reunión.. pequeñas acciones que hacen que te levantes y des aunque sean unos pequeños pasos a la vez que despejas la cabeza. Es normal que al principio te cueste llevarlo a cabo, así que puedes ponerte una alarma en el móvil que te ayude o trabajar con herramientas que incluyen alarmas. Por ejemplo, la técnica pomodoro que consiste en trabajar 50 minutos y descansar diez, te ayudará. Puedes controlar los tiempos con herramientas como Kanbanflow o Toggl.

Organiza el trabajo

Trabajar con un calendario en el que puedas planificar tus tareas, con una agenda o con metodologías como el time blocking te ayudará a ajustar las tareas que tienes para el día y la semana y así poder llegar a todo. 

 

Esperamos que estos consejos puedan ayudarte a adaptarte de forma más rápida al teletrabajo y empezar a disfrutar de las ventajas del teletrabajo.

 

banner-agaz-cuadrado