banner-cobro-morosos

La morosidad es uno de los problemas actuales con los que nos encontramos en varios sectores. Todas las crisis ya sean sanitarias, económicas, laborales… Vienen asociadas a este tipo de problemáticas que hacen que se retrasen pagos porque no se puede responder ante ellos, ya sean personas físicas o jurídicas. Tampoco podemos olvidar que muchas personas o empresas tienen por costumbre acumular muchos impagos en sus departamentos de administración y no pagar lo que realmente deben y mucho menos en los plazos fijados por ello. Hoy vamos a hablar de como incluir a alguien en un fichero de morosos.

Ante este dilema que se plantea en muchas empresas, se pueden ejecutar varias opciones para poder reclamar y por supuesto recuperar las deudas que se tienen contraídas con los deudores, que además normalmente son clientes. Una de las herramientas que mejor funciona en estos casos es el incluir a estos deudores en un fichero de morosos. Esta estrategia es muy útil por las connotaciones que implican el estar incluido dentro de un fichero de morosos y por la presión que se provoca al tomar la decisión de utilizar este método para la recuperación del dinero adeudado. 

Por lo tanto si te encuentras en ese punto en el que tienes uno o varios clientes que no están respondiendo ante los pagos que tienen pendientes con tu empresa, es momento de resolver la situación y contar con este tipo de herramientas que son muy útiles y que proporcionan una vía segura y sencilla para poder presionar a los deudores y que paguen lo que deben. 

En muchos casos la falta de pagos puede hace que la situación de la propia empresa del acreedor se tambalee porque se pierde liquidez. Esto es un tema muy serio a tener en cuenta, ya que si los propios clientes dejan de pagar, se debe prestar mucha atención a esta circunstancia, ya que si son varios, es porque algo puede que se esté haciendo mal algo en la política de contratación o estrategia de recobro de la empresa, pero tanto en este caso como si son uno o dos deudores aislados, es recomendable saber cómo incluir a alguien en un fichero de morosos

Para entrar en una lista de morosos lo primero que se debe valorar es que la deuda que se reclama debe cumplir una serie de requisitos. Debe cumplirlos todos, no sólo para poder tener acceso al fichero, sino también para no perder el tiempo y saber que estamos reclamando algo por lo que realmente se tienen posibilidades de recuperar. De nada sirve verse inmerso dentro de todo este proceso si no se ha contrastado que la deuda o el impago que se reclama cumple absolutamente todos y cada uno de los siguientes puntos:

  • La deuda debe ser cierta. O sea, que sea real y permanezca impagada. 
  • La deuda debe encontrarse vencida.
  • La deuda debe ser exigible, no debiendo existir ningún impedimento legal para ser reclamada. 
  • La deuda debe tener una antigüedad, en el caso de deudores personas físicas, inferior a cinco años, y de cuantía de no menos de 50 €.
  • El acreedor debe haber advertido al deudor, ya sea en el contrato o en un requerimiento previo, de la posibilidad de ser incluido en un determinado fichero de morosidad para el caso de incurrir o mantenerse en el impago. 

La importancia de esta herramienta de presión ante el impago

Está claro que las deudas no son las mejores aliadas en ningún negocio y que con cuantas menos cuente un negocio es síntoma de que las cosas dentro del apartado de administración y contabilidad se están gestionando de la forma correcta. 

No obstante hay veces, que pese a todos los esfuerzos, suelen surgir estos casos de impago que hacen que tiemblen en cierta medida las cuentas y pueda derivarse en un problema de morosidad mayor de lo esperado. 

Por eso resulta tan útil el conocer cómo funcionan métodos de reclamación de deuda tan eficaces como el incluir a los morosos en estos ficheros. Simplemente el poner en conocimiento de estos deudores que su nombre aparecerá vinculado junto con su deuda a alguno de estos ficheros, suele bastar por sí solo para ser una excelente herramienta de presión para que reconozcan su deuda y lo que todavía es más importante, para que abonen lo que deben.

Utilizar este método es muy útil y si se cumplen todos y cada uno de los requisitos descritos es momento de ponerse manos a la obra y hacer todo lo necesario para conseguir recuperar el impago lo antes posible. 

Uno de estos requisitos era que debe quedar demostrado antes de iniciar el proceso de incluir al moroso en el fichero, que se le ha advertido de forma clara y válida la posibilidad de ser incluido en un fichero de morosidad concreto. Lo normal es que esta advertencia se realice en un requerimiento formal de pago. Y es que utilizar la vía amistosa, como realizar llamadas, mandar emails e incluso proponer alguna reunión presencial con el fin de solucionar el impago de la forma menos agresiva posible, puede no ser suficiente para obtener el pago de la deuda, por lo que el siguiente paso normalmente es enviar un requerimiento formal de pago. Esta reclamación debe ser por un medio demostrable y válido. Por lo tanto es importante conocer cuáles son los que mejor funcionan para reclamar el impago o la deuda siguiendo alguno de ellos: 

  1. Burofax postal: es una herramienta que permite y certifica con entrega en mano y bajo firma la propia reclamación. Es el recurso más utilizado porque hace prueba tanto del envío como del contenido de lo enviado.
  2. Carta certificada: es igualmente un modo seguro de hacer llegar el requerimiento al deudor, con la ventaja frente al burofax de que su precio es más económico, y la desventaja de que no hace prueba del contenido de lo enviado.
  3. Correo electrónico certificado: muchas empresas están habilitando este método partiendo de la premisa de que funciona como el burofax solo que mucho más sencillo, ya que es vía email. Este servicio se realiza a través de la trazabilidad casi instantánea de todo lo que sucede en el ciclo de vida del envío. 
  4. Fax certificado: este método ya está bastante obsoleto más que nada porque los anteriores son mucho más útiles en este punto. Pero se puede utilizar también el fax para certificar el contenido y envío de la reclamación que se realice. 
  5. SMS certificado: esta es una opción de realizar el envío certificado de una reclamación mediante SMS, ya que resulta ser un medio directo y de gran aceptación. 

Paso a paso para incluir a alguien en un fichero de morosos

Una vez que se haya ejecutado ya está notificación, si el deudor no responde es momento de incluirlo en un fichero de morosos y utilizar esta herramienta como presión para que pueda pagar. 

En este punto el incluir a una persona ya sea física o jurídica en un fichero de morosos no resulta complicado. Únicamente es recomendable seguir los siguientes pasos para poder obtener los mejores resultados al respecto. 

Son varios los ficheros de morosos con los que se pueden contar, uno de ellos es por supuesto ICIRED que permite de forma fácil poder recuperar el impago y que, de alguna manera, democratizó el acceso a este tipo de herramientas al permitir a cualquier empresa, grande, pequeña o mediana, así como autónomo o incluso particular, hacer uso de su fichero para incluir a sus deudores de modo sencillo, mediante la web de ICIRED, y con un coste perfectamente asumible. 

  1. El primer paso es crear un usuario en la propia web del fichero de morosos ICIRED, registrándose de forma gratuita y por supuesto sin ningún compromiso. Se puede acceder incluso utilizando cuentas como la de LinkedIn, Google o Facebook.
  2. Es momento de crear dentro de la página, la propia reclamación. Esto se ejecuta rellenando todos los datos del formulario sobre acreedor, deudor y deuda, para que figure y se justifique que la reclamación es legal y que el impago a reclamar es legítimo.
  3. La verificación de la deuda es vital para que todo el proceso pueda seguir adelante. En este punto el equipo de abogados de ICIRED verificará toda la documentación subida en el apartado de datos de la deuda, para ver que cumple con todos los requisitos para poder incluirlo en el fichero de morosos. Esto se realiza en un plazo de 48 horas y se decidirá si la deuda cumple o no con la normativa legal.
  4. Si la deuda sí cumple con esta normativa legal se procede con la reclamación al deudor a través de un escrito formal. Se le informa que si no responde por el pago será incluido en el fichero de impagados de ICIRED, apareciendo en él como moroso, de forma tal que ICIRED estará dando cumplimiento, en nombre del acreedor, a la exigencia que la Ley le impone relativa a la advertencia previa que ya hemos mencionado anteriormente.
  5. Si el deudor permanece en el impago, se incluyen sus datos en el fichero y se le notifica de manera formal dicha inclusión, otorgándole un plazo de 30 días para que realice el pago o se oponga de manera argumentada, antes de que los datos del deudor incluidos pasen a ser públicos y, por tanto, consultables por terceros con interés legítimo. Esta consulta la podrán hacer los terceros no solamente accediendo a ICIRED, sino también mediante los informes que emite INFORMA y mediante la consulta al fichero INCER, propiedad de la multinacional de información financiera EXPERIAN, merced a la asociación que ICIRED mantiene con ambas compañías. 

Esta estrategia suele funcionar muy bien, ya que el verse inmerso dentro de un fichero de estas características hace que sea muy complicado el poder obtener a medio y largo plazo créditos. Empresas, particulares, entidades financieras o incluso la Administración pueden acceder a este tipo de ficheros, ya que la información es pública. Por ello tiene tanta presión este método. Toda esta información es de dominio público para quien tenga interés legítimo. 

Hasta aquí todo lo que necesitas saber acerca de cómo incluir a alguien en un fichero de morosos. Para ver más posts como este, haz clic aquí.

banner-agaz-cuadrado