banner-cobro-morosos

Hemos escuchado mucho últimamente y más a raíz de la pandemia que la era de la digitalización se ha acelerado y ya ha llegado para quedarse implantando métodos de teletrabajo y un formato híbrido en casa todos los campos. Sin embargo, asociado directamente a estos términos no podemos olvidar otro de los estandartes de esta nueva época y poner también otro pilar en pro del cambio. La sostenibilidad se presenta como ese otro motor que nos permitirá crear negocios sostenibles y a implantar metodologías y procesos que ayuden a todos los empresarios y trabajadores a potenciar esta rama de la sostenibilidad para respetar y concienciarnos de una vez por todas que así no podemos seguir. 

Diariamente, y con especial atención en las grandes ciudades, los desplazamientos a la hora de ir a trabajar mueven a millones de personas que muchas de ellas utilizan y aprovechan los medios de transporte públicos, pero otras por diversos motivos deben desplazarse en sus vehículos privados. El impacto medioambiental únicamente de esos desplazamientos se notó drásticamente y de un día para otro a raíz del confinamiento. Cielos más despejados, mejor calidad del aire, menos ruido, lluvia que no arrastra arenillas y por supuesto hasta escuchábamos el cantar de los pájaros cada mañana. A raíz de este confinamiento se han puesto en valor muchas de las oportunidades y las acciones que podemos optimizar con el fin de ser más respetuosos con el medioambiente. Porque realmente si lo ponemos en valor, todos poquito a poco con ciertos hábitos conseguiremos ir mejorando lo que nosotros mismos hemos ocasionado.

En la vida diaria, cotidiana ya hemos implementado varios hábitos beneficiosos sobre todo de cara a la reducción del uso de plásticos y la optimización de los recursos. Pero ahora bien, ¿qué podemos hacer de cara a mejorar nuestro impacto medioambiental en nuestro trabajo?, ¿cómo podemos hacer que para conseguir mutar hacia negocios sostenibles?. 

El presente necesario para los negocios sostenibles del futuro

Transformar tu empresa puede ser un gran reto y sobre todo un proceso muy interesante para conocer nuevas metodologías de optimización. Es el momento perfecto para retomar este tema y convertir tu empresa en un negocio sostenible. Te generará un gran valor añadido como marca y además con la tranquilidad de saber que tu negocio tiene mucho menor impacto en el ecosistema y en la aceleración del cambio climático. 

La sostenibilidad asociada al mundo de los negocios debe verse como una inversión a largo plazo, sin embargo no hay que perder el tiempo y poner ya en marcha los mecanismos que harán que triunfes como emprendedor, ya que el respeto al medio ambiente además de ser una necesidad es uno de los aspectos fundamentales de cara al progreso de tu negocio. Por lo tanto si tienes perspectiva de que tu negocio siga creciendo y por supuesto salga adelante victorioso, no pierdas detalle a las claves que hoy vamos a compartir para conseguir que tu empresa realmente se convierta en un negocio sostenible. El camino no es sencillo, como comentamos realmente los beneficios se ven a medio o largo plazo, pero la satisfacción de ser eco y saber que tu granito de arena cuenta, eso cala desde el principio. 

Es importante sembrar antes de recoger y tal y como se indica en la revista Forbes, por más que tengas un negocio rentable y con buen producto o servicios, si no estás asociado a la sostenibilidad no has logrado todavía el éxito. Concretamente se indica en sus líneas que “las empresas insostenibles tienden a consumir recursos y sus propietarios la cierran cuando no resultan viables”. No ser sostenible en el mundo laboral no es cosa de poco y hay que prestar especial atención e intentar aplicar todos y cada uno de los aspectos o claves que te ayudarán a conseguir ese éxito. 

Aspectos principales para lograr tener un negocio sostenible

negocios-sostenibles

Es momento de centrarnos en conocer las claves básicas para ir haciendo de los negocios prósperos, modelos de negocio mucho más sostenibles. Negocios eco y alineados con las nuevas metodologías del mundo digital donde la sostenibilidad abandera con el fin de lograr equilibrar los beneficios sin atentar directamente al planeta. 

  1. Definir los procedimientos internos es clave para mantener protocolos y poder agilizar tareas y depurar responsabilidades asociadas ante problemas o dificultades que puedan surgir en el día a día. Los protocolos deben estar claramente marcados y estudiados para poder ser rápidos y así adaptar y satisfacer las necesidades dinámicas del mundo empresarial moderno, tal y como también se indica en Forbes. 
  2. Contar en su gran medida con proveedores de cercanía dotará a tu negocio de un punto extra mejorando la calidad del suministro y un trato de mayor confianza. Además supone uno de los puntos más interesantes que es evitar o limitar las emisiones de CO2 a la atmósfera. Por lo tanto estaremos controlando esas emisiones al mismo tiempo que ganamos en calidad y potenciamos los negocios locales y los productos de proximidad. Si además estos proveedores y distribuidores conseguimos también que sus modelos de negocio sean sostenibles, la cadena será perfecta. 
  3. Una estrategia muy recomendada es dedicar una parte de los beneficios por las ventas conseguidas a donaciones a ONGs. Es una forma de demostrar esa parte sostenible de nuestro negocio y potenciar los valores del mismo.
  4. La eficiencia energética resulta ser la protagonista. Conseguir ser eficientes en nuestros procesos es vital para conseguir un negocio sostenible. En este punto hay que identificar varias partidas y dedicar especial atención a instalar equipos de iluminación eficientes sustituyendo los antiguos por lámparas Led. Intentar aprovechar la iluminación natural, la ventilación, los consumos asociados a las fuentes de frío y calor corriendo las estructuras con un correcto aislamiento térmico. Especialmente en los últimos años también hemos mutado hacia fuentes de energía renovables con instalaciones en los propios hogares o negocios como es este caso de placas solares para así poder producir nuestra propia energía y almacenarla. Sí es cierto que la instalación de estos equipos resulta una gran inversión a tener en cuenta, pero si valoramos nuestro negocio y apostamos por él, en unos años quedará más que amortizado. 
  5. Llega el momento de poner en valor la innovación. De estar pendiente de lo que realizan nuestros competidores y ser capaces de ofrecer un servicio o bien diferencial. La innovación y la mejora de continuidad son aspectos fundamentales para que nuestro negocio siga el camino del éxito consiguiendo resolver mejor que nadie las múltiples necesidades que presentan los clientes 
  6. El Hosting verde quizá sea una de los puntos menos conocidos asociados hoy en día a los negocios online. Con este término nos referimos que es necesario realizar un uso racional de la energía del servicio de alojamiento de la página web del negocio. Esto se ejecuta contratando una empresa que se sirva de fuentes de alimentación con una eficiencia energética que se encuentre certificada en por lo menos un 80%. Discos duros eficientes con tecnologías SSD que tienen consumos de cinco veces por debajo de un disco duro normal y también se puede ser eco con el uso de procesadores con consumo eléctrico que no llegue a superar los 80W. 
  7. Y no podemos olvidar en realizar una concienciación de cara a la impresión de documentos en papel que sean realmente los necesarios, optimizar utilizando embalajes también de productos reciclados o reciclables. Y además optar la opción de utilizar productos de limpieza e higiene biodegradables.

Hasta aquí nuestro post de hoy acerca de cómo alcanzar esa utopía de negocios sostenibles que tantos de nosotros anhelamos y que a veces parece tan difícil de conseguir. Si quieres ver más posts interesantes como este, mira nuestro blog.

banner-agaz-cuadrado