banner-cobro-morosos

España siempre ha sido un país de emprendedores, de personas que a lo largo de su vida por una razón u otra se han visto motivadas para desarrollarse como profesionales apostando por sus propios proyectos. Por ser sus propios jefes contando con todos sus beneficios y sus contras, ya que al final la responsabilidad máxima recae sobre uno mismo. Ser emprendedor en tiempos de crisis no es sencillo. Actualmente muchos son los autónomos y las pymes que se han visto obligados a bajar la persiana por no poder afrontar ciertos pagos. Unos costes fijos que la pandemia no ha hecho otra cosa que incrementar y que no puedan responder ante ellos por no poder abrir sus locales y por tanto no poder rentabilizar sus negocios. 

Una situación que ha arrasado con la economía de muchas familias que vivían precisamente de sus negocios, de su trabajo diario e ilusión. Sin embargo, del mismo modo que las épocas de crisis destruyen mucho empleo y hacen que la situación socioeconómica de un país, cambie, también traen oportunidades. Crecerse ante la adversidad también ha sido siempre muy nuestro y por ello precisamente el confiar en la gente con talento, en los proyectos en los que invierten su tiempo en cumplir sus sueños, siempre es de valorar y hay que apoyar a todos esos valientes, que hoy más que nunca deciden poner en marcha sus sueños y diseñar lo que será un proyecto emprendedor que les lleve a muchos al éxito. 

¿Qué son las incubadoras y aceleradoras de negocios?

Precisamente en un momento como el que nos encontramos actualmente, figuras como las incubadoras para apoyar los proyectos emprendedores resultan altamente valiosas. Vamos a comenzar este post poniendo en contexto qué son estos activos y cómo ayudan a favorecer el éxito de los negocios en nuestro país. 

Las incubadoras y aceleradoras de negocios no son precisamente lo mismo, aunque el objetivo es el triunfo de los emprendedores cuando tienen proyectos brillantes. 

La incubadora pretende ayudar a los emprendedores y sus negocios a salir al mercado, mientras que las aceleradoras se centran en ayudar a proyectos que ya están en el mercado y en continuo desarrollo. Además, otra diferencia entre ambas es que las aceleradoras buscan un crecimiento mucho más rápido, mientras las incubadoras se centran en la evolución natural del negocio. Llegar a conseguir que el proyecto se desarrolle siguiendo sus tiempos y apoyando la estrategia y estructura de ese negocio tal y como los emprendedores han decidido. 

Por estas razones las incubadoras son tan importantes y ayudan tanto a los emprendedores. A través de ellas, los emprendedores se sienten apoyados, pero sin perder su esencia. Lo importante es desarrollar la idea y la línea de negocio trabajando como partners sin perder de vista el objetivo principal que es lanzar al mercado el proyecto como negocio rentable y eficaz. 

Algunos de los beneficios que un emprendedor puede encontrar en una incubadora para desarrollar su proyecto emprendedor son:

  • Las incubadoras evalúan la viabilidad técnica del proyecto para ver si está bien enfocado.
  • Del mismo modo evalúan la viabilidad financiera y de mercado para ver si la idea encaja.
  • Las incubadoras desarrollan un plan de negocio y proporcionan servicios de asesoría legal.
  • Realizan un diseño personalizado para cada proyecto emprendedor con relación a toda la comunicación y los planes de marketing.
  • Y por último, y por ello no menos importante, dotan de espacio físico, equipos y medios logísticos al propio proyecto emprendedor. 

Todos estos beneficios con el objetivo de lanzar un proyecto ganador al mercado, una empresa que sea rentable, que funcione y consiga poner en contexto la idea y los sueños de esos emprendedores que arriesgaron todo por su idea creativa. 

Muchas son los proyectos emprendedores que están deseando contar con estas incubadoras para poder lanzar sus ideas, sin embargo no todos pueden optar a ellas. La forma en la que trabajan estas incubadoras de negocios es la siguiente:

  • Analizan varios proyectos emprendedores para poder ver cuáles tienen potencial y cuáles son realmente interesantes y cuentan con oportunidades.
  • Encontrar el factor diferencial de varios de ellos para poder llegar al siguiente punto.
  • Entrevistarse con los emprendedores para que hagan una exposición de sus proyectos, una presentación de los mismos donde puedan describir por qué necesitan de esta ayuda y con qué motivo. 
  • Clarificar cuáles son los proyectos seleccionados.
  • Llevar a cabo reuniones con los proyectos emprendedores seleccionados para desarrollar un plan de acción con cada uno de ellos.
  • Elaborar un resumen de objetivos y características de la futura empresa para dictaminar el camino que comenzarán a recorrer juntos. 
  • A partir de ahí dotar de elementos y equipos técnicos al proyecto. 
  • Trabajar en la misma dirección para hacer que el proyecto emprendedor seleccionado o seleccionados sean un éxito cuando se lancen al mercado. 

Cómo funcionan y cómo pueden ayudar al desarrollo de proyectos emprendedores

Decidirse por una u otra en muchos casos no es tarea sencilla. Ya hemos comentado que nuestro país es un país de oportunidades y que los emprendedores tienen un gran peso en nuestra sociedad y por lo tanto en la economía. Hacer que los proyectos emprendedores decidan decantarse por una incubadora o por otra suele estar asociado a algunos de los siguientes aspectos:

  • Red. Analizar la red de contactos con la que cuenta la incubadora es vital para saber si será una buena elección o no. Debe tener un buen ecosistema que pueda beneficiar al proyecto y que tenga contactos en lo que se refiere al campo en el que se mueve tu negocio. 
  • Mentores. Las personas, el capital humano es parte fundamental de estos proyectos de emprendedores en ambos sentidos. Tener en cuenta la dedicación y la pasión de unos mentores u otros incluso de la experiencia en el sector de los mismos, hará que puedas decidir cuál es mejor para tu negocio.
  • Formación. La formación es la clave cuando se quiere lanzar un proyecto emprendedor. La formación debe complementar y ser partícipe de todo el proceso ya que a través de seminarios o sesiones pueden generarte un valor añadido. 

Siguiendo estos tres puntos, se puede valorar qué incubadora encaja mejor con la filosofía del proyecto emprendedor a desarrollar. A continuación nos centraremos en mostrar cinco de las mejores incubadoras de negocio con las que contamos actualmente en España y los valores añadidos que aportan cada una de ellas. 

  1. SOCIAL NEST: Con sede en Valencia, esta incubadora apoya a las empresas sociales de una forma u otra dependiendo del estado o del momento en el que se encuentre el proyecto. Incluyen apoyo en formación, mentoring a través de sus expertos, también a través de accesos a financiación y por supuesto otorgando su red de contactos como valor añadido.
  1. SHIP2B: Con sede en Barcelona es una fundación privada que fija su objetivo en la inversión de proyectos empresariales de alto impacto social. Esto lo realiza a través de sus Labs sectoriales que apoyan y ofrecen acompañamiento personalizado junto a su red de empresas de alto nivel a estos proyectos emprendedores para que crezcan. Impulsan el emprendimiento y la inversión en impacto social. 
  1. UNLTD SPAIN: Nos desplazamos a Madrid. Esta es una organización innovadora que busca la transformación social. Identifica proyectos emprendedores con potencial para cambar el mundo y los guía para que sean exitosos. Surge bajo la idea de cambio de nuestra sociedad y bajo la idea de que las empresas deben ser más sociales, ayudar a generar riqueza de manera sostenible para la comunidad y el individuo. Del mismo modo que deben ser éticas y ecuánimes. Ser rentables en lo social, económico y medioambiental. 
  1. LANZADERA: Surge como un proyecto personal del fundador de Mercadona. De forma totalmente privada es una incubadora y aceleradora que apoya a los proyectos emprendedores desde su nacimiento a través de formación y financiación. 
  2. BRIDGE FOR BILLIONS: Es un software de incubación online donde se ofrece ayuda a los emprendedores a través de aterrizar sus ideas, estructurarlas y ponerlas en orden para poder lanzar el negocio. El mundo puede mejorar y por supuesto contar con mejores profesionales y por ello esta incubadora potencia las ideas creativas que favorecen ese cambio. Es una plataforma intuitiva, accesible e interactiva que consigue perfeccionar las ideas de negocio.

Para ayudar a los emprendedores a mejorar su cuenta de resultados recuperando el dinero de sus facturas pendientes, en ICIRED contamos con un servicio de recobro especialmente diseñado para pymes y autónomos que permite reclamar o consultar en su fichero online de solvencia negativa cualquier tipo de deuda, siendo accesible a personas tanto físicas como jurídicas. Se trata de una plataforma digital pionera en el mundo que ha permitido sacar a la luz impagos del mercado de deuda privada que hasta ahora estaban ocultos y que al ser ya visibles, y accesibles al sistema financiero y empresarial español a través de INFORMA y EXPERIAN, está consiguiendo acelerar el recobro y prevenir futuros riesgos de impagos.

banner-agaz-cuadrado