¿SABES YA QUÉ ES UN FICHERO DE MOROSIDAD? SÍ, TÚ TAMBIÉN LO PUEDES USAR.

0
1103
fichero de morosidad
fichero de morosidad
banner-agaz-cuadrado

Hoy en día existe un conocimiento más o menos generalizado de qué es un fichero de solvencia negativa, comúnmente conocido como fichero de morosidad, ya sea porque hayamos oído hablar de este tipo de listado o ya porque nos hayamos encontrado en alguna ocasión de nuestra vida incluidos en uno de ellos, por los motivos que sean.

Los que nunca han escuchado nada sobre los ficheros de morosos, tienen muchas posibilidades de toparse con ellos en cualquier momento sin necesidad de ser unos deudores empedernidos. El caso típico sería el siguiente: Necesito un crédito para, por ejemplo, comprar un coche o un electrodoméstico. Acudo al banco o a la entidad financiera que me lo puede conceder, en la confianza de que, siendo una persona con ingresos y sin cargas, me lo facilitarán sin problemas. La sorpresa llega cuando la entidad en cuestión me lo deniega… ¿El motivo? Han consultado los ficheros de morosos a los que están suscritos y tus datos han aparecido publicados en alguno de ellos como moroso.

Los que nunca han escuchado nada sobre los ficheros de morosos, tienen muchas posibilidades de toparse con ellos en cualquier momento sin necesidad de ser unos deudores empedernidos

Es en este momento cuando, hayamos escuchado hablar, o no, de lo que significa un fichero de morosidad, nos interesará conocer exactamente en qué consiste esta figura, cómo opera, de qué modo han podido llegar mis datos a ser publicados ahí, el ajuste a la legalidad que esta actuación tiene y, sobre todo, qué puedo hacer para lograr que se elimine dicha publicación.

En este post vamos a analizar, de manera breve, las cuestiones más importantes que a todos nos interesan saber sobre los listados de morosos y cómo ICIRED ha logrado darle la vuelta a la tortilla y convertir al fichero de morosidad en una herramienta que, en lugar de ser usada siempre contra nosotros, pueda ser utilizada a nuestro favor.

Las claves para entender qué es un fichero de morosidad.

¿En qué casos puedo verme incluido en un fichero de morosidad?

Debes saber que, hasta ahora, los ficheros de morosos eran únicamente utilizados por los bancos, entidades financieras y compañías de telecomunicación, básicamente. Estas entidades usaban, de manera exclusiva, dos ficheros tradicionalmente: el ASNEF y el Badexcug. Incluso hoy en día, aun con la entrada en funcionamiento de un fichero de morosidad abierto como ICIRED y el mayor aperturismo de esos dos ficheros, siguen siendo aquellas entidades las mayores usuarias de esta herramienta, y esos dos ficheros los más utilizados por ellas.

fichero de morosidad

Por tanto, en el momento en el que somos clientes de alguna de estas empresas o bancos, nos volvemos susceptibles de ser incluidos en cualquier momento en esos registros de deudores ¿Cuándo? En el mismo instante en el que dejemos a deber alguna cantidad de dinero.

La normativa actual (ya veremos qué pasa cuando se apruebe la próxima legislación española sobre protección de datos, que está en camino), no prevé una cuantía mínima respecto de las deudas que puedan ser incluidas en un fichero de morosidad, por lo que cualquier impago, por pequeño que sea, en el que incurramos, podrá dar lugar a la inclusión de nuestros datos en el registro.

en el momento en el que somos clientes de alguna de estas empresas o bancos, nos volvemos susceptibles de ser incluidos en cualquier momento en esos registros de deudores ¿Cuándo? En el mismo instante en el que dejemos a deber alguna cantidad de dinero

Y no, las empresas y entidades asociadas a estos registros no necesitan nuestro consentimiento para poder facilitar nuestros datos personales al fichero para ser publicados. A pesar de que las normas sobre protección de datos parten del principio del consentimiento para poder tratar datos personales de una persona física, establecen una excepción para el caso de los ficheros de solvencia negativa o ficheros de morosos, que pueden hacer dicho tratamiento sin recabar la autorización del afectado sin vulnerar por ello su derecho a la protección de los datos, en virtud del superior valor que se otorga al interés legítimo de los agentes del mercado en conocer la solvencia de una persona y evitar, de este modo, caer en las redes de la morosidad.

¿Durante cuánto tiempo puedo estar incluido en un fichero de morosidad?

Un fichero de morosidad no puede mantener publicados los datos personales de alguien, asociados a una deuda, durante más de seis años, desde que dicha deuda venció. Lo explicamos detalladamente en el post de nuestro blog “Cuándo prescribe una deuda y hasta cuándo se puede publicar en ICIRED”.

Se trata de un plazo legal (cuya duración se prevé que sea reducida en la próxima normativa sobre protección de datos), que no puede ser interrumpido por ningún acto de reclamación judicial o extrajudicial, y que tampoco influye, en ningún caso, en la prescripción que a nuestro Derecho corresponda para interponer acciones legales.

Un fichero de morosidad no puede mantener publicados los datos personales de alguien, asociados a una deuda, durante más de seis años, desde que dicha deuda venció

Dicho de otro modo, una vez que pasan los seis años desde que la deuda nació, el fichero debe eliminar la publicación sí o sí, sin posibilidad de prórroga o aplazamiento, pero no por que dicha cancelación tenga lugar, el acreedor no va a poder seguir reclamándonos la deuda por otras vías, incluida la judicial, si ha ido interrumpiendo el plazo de prescripción de las acciones judiciales mediante periódicos requerimientos de pago.

Por supuesto, la otra manera de salir del fichero de morosidad, sin esperar al transcurso de los seis años, es la obvia: pagando la deuda que es objeto de reclamación. En este caso, la empresa acreedora está obligada a informar inmediatamente al registro de morosos que el impago publicado está resuelto, y éste deberá cancelar la publicación, sin que entre el pago y la eliminación puedan transcurrir más de diez días.

Por último, no olvidemos que hay otra situación en la que podemos provocar la cancelación de la publicación de los datos en el fichero, como es el caso de que exista algún error o incumplimiento de la legalidad en dicha publicación: que se trate de una deuda incierta que incluso hayamos impugnado ya; que sea un impago ya resuelto con anterioridad; que el deudor ya no lo sea; que la entidad acreedora o el fichero de morosidad no hubieran cumplido con sus obligaciones de requerimiento previo y notificación posterior; etc.

En estos supuestos, en los que concurre un motivo de peso, se puede solicitar a la empresa acreedora o directamente al fichero de morosidad, que elimine la publicación del impago en el registro, ejerciendo el derecho de cancelación, que deberá ser respondido, estimándolo o no (en cuyo caso, la desestimación deberá estar razonada), en el plazo de diez días desde la presentación de la solicitud.

¿Quién puede consultar los datos incluidos en el registro de morosos?

Según establece la legislación sobre protección de datos, y como explicamos más detenidamente en nuestro post “Quién puede consultar los ficheros de morosos”, puede consultar el fichero de morosidad para conocer los datos personales publicados respecto de una persona física, cualquier persona, física o jurídica, que tenga un interés legítimo en conocer los datos de solvencia de aquél respecto del que hace la consulta.

Este requisito del interés legítimo, a la vista de que resultaba bastante ambiguo, fue completado por el precepto indicando algunos ejemplos de lo que, en todo caso, se consideran supuestos en que concurre un interés legítimo: cuando el consultante ha celebrado un contrato con el consultado; o cuando el consultante tiene previsto suscribir un contrato con el consultado del que dimane un servicio de prestación periódica o con pago aplazado, en cuyo caso el consultante estará obligado a informar a la otra parte de su derecho a consultar sus datos en un fichero de morosidad, antes de hacerlo.

puede consultar el fichero de morosidad para conocer los datos personales publicados respecto de una persona física, cualquier persona, física o jurídica, que tenga un interés legítimo en conocer los datos de solvencia de aquél respecto del que hace la consulta

Ojo, estos casos indicados por la ley no son un listado cerrado. Esto quiere decir que cualquier otro supuesto no expresamente señalado por la norma pero en el que resulte acreditado que el que quiere consultar tiene un interés que se puede considerar legítimo, también daría lugar a una consulta amparada por la ley.

banner-acceso-ficheros-cuadrado

En el caso de los ficheros de morosos tradicionales, así como otros más sectorizados, como el RAI o el FIM, la consulta de sus bases de datos es permitida, aparte de cuando se cumpla el requisito del interés legítimo, cuando el consultante es una de las entidades o personas asociadas, que pagan su correspondiente cuota, o a cambio de un precio.

Por su parte, ICIRED tiene habilitada la consulta gratuita a su fichero de morosidad, sin restringir tampoco su acceso por el hecho de estar o no asociado. El objetivo, como más adelante explicaremos, es democratizar al máximo el uso de una herramienta de tanto valor para el mercado como es la de los registros de solvencia negativa.

De enemigo a amigo: ICIRED.

¿Puedo usar yo un fichero de morosidad para publicar los impagos que sufro?

La respuesta, hasta hace no demasiado tiempo, era que no. Los ficheros de morosos eran un arma monopolizada por grandes empresas y entidades bancarias, que disfrutaban, de este modo, en exclusiva de un sistema altamente valioso para compartir información sobre solvencia de sus clientes, evitar caer en nuevos casos de impago y, no nos engañemos, infligir, aunque sea de manera indirecta, en el deudor publicado la presión necesaria para que proceda al pago de lo que debe, ante los problemas de acceso a crédito y a nuevas contrataciones a los que se enfrentaría de permanecer sus datos incluidos en el fichero de morosidad.

El resto de empresas, grandes, medianas y pequeñas, autónomos e incluso particulares, que pudieran estar sufriendo la lacra de la morosidad y, en un caso extremo (aunque, por desgracia, no poco frecuente) viendo en peligro la viabilidad de su negocio por la falta de ingresos que se quedan estancados en las facturas no cobradas, se tenían que conformar con los procedimientos tradicionales que la ley ofrece y que, con frecuencia, no terminan de ser del todo eficaces: las actuaciones internas o externalizadas de reclamación extrajudicial y el siempre incierto recurso a la vía judicial.

Los ficheros de morosos eran un arma monopolizada por grandes empresas y entidades bancarias, que disfrutaban, de este modo, en exclusiva de un sistema altamente valioso para compartir información sobre solvencia de sus clientes

Por este motivo, ICIRED nació con el objetivo de poner a disposición de cualquier agente del mercado, sea una empresa de mayor o menor tamaño y del sector de que se trate, autónomo profesional de cualquier ámbito o incluso particular con un crédito a su favor, el mismo mecanismo, que tan buenos resultados y beneficios incuestionables ofrece a los bancos y otras grandes compañías financieras y de telecomunicación. En otras palabras, abrir el uso del fichero de morosidad a cualquier persona.

fichero de morosidad

Por tanto, hoy en día, la respuesta a la pregunta anterior, es afirmativa: cualquier persona, física o jurídica, que tenga un crédito a su favor, tratándose de una deuda cierta, vencida, exigible y con una antigüedad inferior a seis años, puede publicar los datos del deudor asociados a dicha deuda, aportando a ICIRED la documentación acreditativa de la misma (la factura, el contrato, el albarán, etc.).

¿Qué debo hacer para poder publicar una deuda en ICIRED?

El proceso es bien sencillo: se trata de hacer el registro (gratuito) en la web de ICIRED y, una vez dentro de tu cuenta de usuario, clicar en la pestaña de “Crear reclamación”. Ahí podrás seleccionar la modalidad de requerimiento previo que deseas hacer, incluir los datos de acreedor, deudor y deuda en el formulario, y subir los documentos acreditativos de la existencia del impago.

Una vez superada la pantalla de pago, ICIRED se pone en marcha validando la información y documentación aportadas, e iniciando el procedimiento de reclamación que tiene su punto álgido con la inclusión del reclamado en el fichero de morosidad.

¿Cómo puedo consultar el fichero ICIRED?

Tal y como ocurre con cualquier otro fichero de morosidad, la consulta a ICIRED está sujeta a una serie de requisitos para el consultante, que se resumen en que se trate de una persona que ostente interés legítimo en hacer la consulta de los datos personales de que se trate.

Es importante destacar, en este ámbito, que no es lo mismo consultar datos de una persona física que de una persona jurídica. Sólo los datos personales de una persona física están amparados por la normativa sobre protección de datos y, por consiguiente, gozan de la protección que la misma brinda. En cambio, los datos de las personas jurídicas, desde el punto y hora que constan en registros públicos, no se encuentran bajo el paraguas de esta normativa, por lo que la consulta en un fichero de morosidad a sus datos no deberá ajustarse estrictamente a las exigencias que antes hemos descrito.

no es lo mismo consultar datos de una persona física que de una persona jurídica. Sólo los datos personales de una persona física están amparados por la normativa sobre protección de datos 

No obstante, lo cierto es que las personas jurídicas sí tienen reconocido el derecho al honor y propia imagen, por lo que desde ICIRED también se advierte a quien quiera consultar datos de una sociedad que debe tener interés legítimo, con el fin de proteger al máximo los derechos de todas las partes.

Por lo demás, como anunciábamos anteriormente, la consulta en ICIRED es gratuita, ya que, si de favorecer a PYMES y autónomos, sobre todo, se trata, parece conveniente facilitar todo lo posible el flujo de la información sobre solvencia que puede evitar un gran número de nuevos impagos y casos de morosidad.

Si tienes alguna duda sobre lo que significa un fichero de morosidad, cómo acceder a su información, cómo salir de uno o de qué manera usarlo en tu propio beneficio, no dudes en contactarnos al número 912 668 043 o enviarnos un mail a  contacto@iciredimpagados.com. También puedes dejar un comentario en el post sobre tu experiencia con los ficheros de morosos o tus preguntas al respecto, así como entrar en la página de ICIRED para conocer sobre su uso.

banner-agaz-cuadrado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.