banner-cobro-morosos

Contratar un seguro de impago de alquiler se ha convertido en una de las soluciones más prácticas para enfrentarse con tranquilidad al ejercicio de arrendar una propiedad o un inmueble. Cada vez son más las noticias que  leemos en los periódicos y reportajes que vemos en televisión sobre la cantidad de desahucios que se están produciendo en nuestro país de unos años a esta parte. 

La crisis por la pandemia sanitaria Covid-19 no ha hecho sino empeorar además esta situación, generando una sensación de inseguridad e incertidumbre económica en un número elevado de individuos y familias. 

El alquiler es un fenómeno muy popular que se practica en nuestro país tanto en grandes ciudades como en pueblos más pequeños y un sector que, precisamente, por todos estos motivos económicos, se encuentra en un momento muy delicado. 

Por todo ello, la opción de la contratación de un seguro de impago de alquiler ha pasado a portada; posicionándose como una opción muy útil  para adentrarse con seguridad en el mundo del alquiler de inmuebles. 

Varios son los informes y análisis que detallan el porcentaje en el que se han incrementado los desahucios en nuestro país y aunque desde el gobierno se esté trabajando en investigar cada caso y acordar una Ley que proteja al débil, los números siguen creciendo y la incertidumbre social y económica no ayuda a que la situación amaine, sino todo lo contrario. 

El impago de las cuotas de alquiler a un arrendador y por lo tanto el incumplimiento de los plazos de pago acordados en el contrato de alquiler previamente firmado, es uno de los principales problemas o el riesgo clave con el que corre el propietario del inmueble. Y por eso mismo, porque es el fin y el motivo por el cual se pone en alquiler una propiedad, los arrendadores tienden cada vez más a informarse sobre la contratación de seguros de impago para poder estar los más cubiertos posibles ante la posibilidad de encontrarse con una situación tan desagradable como esta. 

¿Por qué contratar un seguro de impago de alquiler?

La contratación de un seguro de impago de alquiler permite mitigar en gran medida los efectos de la morosidad. Una opción interesante con la que los propietarios que se deciden a alquilar sus casas cuentan cada vez más. Lanzarse a contratar un seguro de impago es muy sencillo. No es necesario cumplir grandes requisitos y las ventajas que plantea pueden ser muy interesantes.

Tener más garantías y poder dormir tranquilo es posible. El pago mensual de la renta en muchos casos es el medio de subsistencia de muchos arrendadores y asegurarse el pago de esa cuota en los plazos previstos es un medio de subsistencia, un sueldo a final de mes. 

¿Cómo procedo si quiero contratar un seguro de impago para mi vivienda?

Lo primero que debes hacer es verificar si tu seguro de hogar incluye o no una cobertura referente a los impagos de la renta del inmueble arrendado. Ya que si es así podrías aprovecharte de esa ventaja. Analizar tu caso concreto es vital para comenzar con el proceso de contratación de un seguro de impago. Ya que si tu seguro de hogar cuenta con este anexo, la opción del impago tras desahucio podría quedar cubierta. 

Si no es el caso ya habría que proceder a valorar la opción de la contratación directa de un seguro indicado para garantizar los pagos de las cuotas de tus inquilinos. Llegados a este punto la única condición para que el seguro de impago se ocupe de las posibles y futura rentas pendientes es que la aseguradora en cuestión pida estar presente en una entrevista con los inquilinos seleccionados para aportar también su aprobación. De modo que en el momento de la firma del contrato de arrendamiento, deberían estar presentes todas las partes para dar validez al mismo asociado a ese seguro de impago del alquiler que se ha contratado. 

En muchos casos también, antes de que la aseguradora dé el okey final, los inquilinos deben presentar cierta documentación que será utilizada para realizar un estudio de solvencia económica. Esto es un punto clave para ver si son y serán inquilinos fiables y solventes. Si en un primer momento no pasan ese estudio, eso es un indicativo para decidir que quizá no sean los inquilinos seleccionados. 

¿Qué requisitos debe cumplir el inquilino asociado al seguro de impago?

Si el arrendador y propietario de la vivienda a alquilar decide por seguridad y por tener garantías de pago, contratar un seguro de impago como venimos hablando, el futuro o los futuros inquilinos deben cumplir unos requisitos mínimos para que todo el proceso sea legal y sobre todo fiable. Sin estos tres requisitos que detallaremos a continuación, no se podría llevar a cabo la contratación de un seguro de impago de alquiler. 

  • El o los inquilinos que firmarán el contrato de alquiler del inmueble, no deben estar en ningún caso incluido en ninguna lista de morosos. 
  • El importe del alquiler en concepto anual siempre debe estar por debajo del 45% de los ingresos anuales que recibe el o los arrendatarios
  • El tipo de contrato del inquilino debe ser estable. Mínimo debe de haber permanecido un año en la empresa en la que se encuentra en el momento de la firma del contrato. 

La estabilidad del arrendatario es clave para valorar este proceso y reconocerlo como solvente. Además no debes olvidar que el primer paso es vital para no perder el tiempo y poder saber de un vistazo si se encuentra o no en una lista de morosos. Ya que si es así, no sería viable seguir con ninguno de las comprobaciones o pasos descritos. 

En este punto, además, el uso del Fichero ICIRED es del todo útil. No solo en un sentido, sino en dos. El Fichero de ICIRED es una doble herramienta aportando grandes ventajas. Por un lado te ofrece la información de conocer si la persona que has seleccionado como candidato ideal a firmar el contrato de alquiler de tu inmueble, tiene o no antecedentes de morosidad. Y por otro lado y por supuesto al mismo tiempo, aporta un documento de seguridad que puedes adjuntar llegado el momento de la firma del contrato que servirá para disuadir al que no quiere pagar. Se denomina Servicio de prevención de impagos y lo mejor es que es totalmente gratuito. 

Siguiendo todos estos pasos verás que la contratación de un seguro de impago de alquiler es una buena solución y contar con ICIRED en este proceso facilita el camino conociendo a tu futuro inquilino y aportándote ese documento tan importante que podrás incluir en todos tus contratos, facturas o albaranes y que tendrá un efecto disuasorio en tus arrendatarios o posibles acreedores. Así prevendrás de un plumazo futuros impagos. 

¿Quién corre con los gastos de un seguro de impago?

Los seguros de impago están muy bien valorados dentro del sector. Está claro que la contratación de un seguro de impago de alquiler beneficia directamente al propietario del inmueble, ya que le garantiza el cobro de las cuotas o renta fijadas en el contrato. Pero también puede resultar útil para el propio inquilino, ya que si no tiene intención de incumplir con el contrato, le aporta también seguridad y tranquilidad en lo referente a la que será su vivienda los próximos meses. Sin embargo el pago corresponde al propietario, ya que está relacionado con lo relativo al continente de la misma. 

Ventajas de contratar un seguro de impago de alquiler

Además, varias son las ventajas que aporta a ambas partes y que detallamos a continuación. 

  • Garantiza el cobro de la renta con carácter mensual.
  • Cobertura ante actos vandálicos ocasionados por el inquilino.
  • Cobertura ante posibles daños graves generados en el hogar como:
  • Fuego, explosión, caída de un rayo.
    1. Inundaciones o filtraciones.
    2. Cortocircuitos y subidas de tensión.
    3. Daños por fenómenos atmosféricos.
    4. Reparación o reposición de daños en objetos como espejos, cristales, encimeras…
  • Asistencia jurídica especializada a través de asesores profesionales que te guiarán ante cualquier duda generada de este servicio.

Son muchas las ventajas y servicios añadidos que te proporciona contratar un seguro de impago de alquiler.

Conseguir tu objetivo de cobrar a final de mes de forma garantizada, mantener a tu inquilino tranquilo y cubierto y contar con una asistencia jurídica resumen todo este proceso para que valores si realmente te interesa o no llevar a cabo la contratación de un seguro de impago. 

banner-agaz-cuadrado